Todo sobre La Trinidad

Todo sobre la Trinidad

La Trinidad

La trinidad constituye un dogma de esta religión y sostiene que Dios existe en tres seres diferentes: es PadreHijo y Espíritu Santo.

También conocido como Santísima Trinidad, este dogma mantiene el monoteísmo del cristianismo ya que sigue habiendo un solo Dios, aunque con tres dimensiones.

Los creyentes explican que el Padre es eterno: no tiene final, pero tampoco principio.

El Hijo, en cambio, fue engendrado de modo eterno por el Padre. El Espíritu Santo, finalmente, tampoco tiene creación ni engendración

La Trinidad y el Mormonismo

A pesar que la Iglesia Mormona no tiene el respaldo de muchas denominaciones cristianos, los mormones tiene una firme creencia en Dios, en su hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo.

De hecho los mormones deben confirmar el testimonio sobre estos tres personajes antes de poder entrar a cualquiera de sus templos. Los templos, a diferencia de las centros de reuniones son catalogados como lugares donde solo pueden entrar personas dignas.

Las primeras de esas preguntas para poder realizar ordenanzas fuera y dentro del templo es la siguiente:

  1. ¿Tiene usted fe en y un testimonio de Dios el Padre Eterno, de Su Hijo Jesucristo y del Espíritu Santo?

Los mormones en uno de sus artículos de fe también confirman su creencias en cada uno de los personajes que conforman la trinidad.

El primer artículo de fe de la Iglesia dice lo siguiente:

“Nosotros creemos en Dios el Eterno Padre, y en su Hijo Jesucristo, y en el Espíritu Santo”.

El Libro de Mormón también confirma la creencias de los mormones con respecto a la trinidad.

En el capitulo 30 del Libro de Alma indica que todas las cosas indican que hay un Dios.  

Alma 30:44 enseña lo siguiente:

Mas Alma le dijo: Ya has tenido bastantes señales; ¿quieres tentar a tu Dios? ¿Dirás: Muéstrame una señal, cuando tienes el testimonio de todos estos tus hermanos, y también de todos los santos profetas? Las Escrituras están delante de ti; sí, y todas las cosas indican que hay un Dios, sí, aun la tierra y todo cuanto hay sobre ella, sí, y su movimiento, sí, y también todos los planetas que se mueven en su orden regular testifican que hay un Creador Supremo.

 ¿Y a pesar de esto andas desviando el corazón de este pueblo, testificándole que no hay Dios? ¿Negarás todavía, a pesar de todos estos testimonios? Y dijo él: Sí, negaré, a menos que me muestres una señal. (Alma 30:44).

Alma indica que los testimonios, las escrituras  y el universo son una fuerte razón para creer en la existencia de un ser supremo.

Se afirma que los profetas,videntes y reveladores de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene una comunicación directa con Dios sin embargo sus testimonios no  evidencian que hayan tenido el privilegio de haber visto a Dios o a Jesucristo.

La Trinidad y los Testigos de Jehova

Los Testigos de Jehova, al igual que los mormones, son raramente aceptados por otros cristianos debido a sus extrañas creencias.

Una de las doctrinas de los Testigos de Jehova que distancia a los demás religiosos de otros cristianos es la posición que la doctrina de la trinidad es un mito.

En una de las publicaciones encontradas en el sitio oficial de los Testigos de Jehova, encontramos la posición que el concepto de la trinidad, en la cual, tres personajes conforman uno solo es para estos un mito

LA Biblia se completó en el siglo I. En cambio, las ideas que dieron origen a la Trinidad comenzaron a formularse oficialmente en el año 325 —más de dos siglos después— en un concilio celebrado en Asia Menor, en la ciudad de Nicea (la actual Iznik, en Turquía).


¿Deberíamos creer en la Trinidad? – www.jw.org

Cómo usted sabrán, los testigos creen en Jesucristo y creen que Jehova es su padre. Los Testigos de Jehova no creen que el espíritu santo sea un personaje distinto al padre o al hijo.

Al referirse al espíritu santo como las “manos”, los “dedos” o el “aliento” de Dios, la Biblia demuestra que dicho espíritu no es una persona (Éxodo 15:8, 10).

Las manos de un artesano no trabajan por su cuenta, pues no pueden actuar de forma independiente del cerebro o separadas del cuerpo.

De la misma manera, el espíritu de Dios solo actúa cuando y como él lo dirige (Lucas 11:13).

Además, la Biblia compara al espíritu santo con el agua y lo relaciona con otras cosas impersonales, como la fe y el conocimiento. Esto también da entender que el espíritu santo no es una persona (Isaías 44:3; Hechos 6:5;2 Corintios 6:6).


¿Qué es el espíritu santo? – www.jw.org

La Trinidad y los Adventistas

Los Adventistas del Séptimo Día tiene una posición algo confusa con respecto al concepto de la trinidad ya que estos al parecer creen en tres personajes distintos que conforman un solo Dios.

En una de las publicaciones encontradas en su sitio web oficial, encontramos su posición al respecto:

Hay un solo Dios, que es una unidad de tres personas coeternas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Este Dios uno y trino es inmortal, todopoderoso, omnisapiente, superior a todos y omnipresente


LA TRINIDAD – www.adventist.org

Criticas sobre el Concepto de la Trinidad

Alrededor del mundo hay muchas representaciones de Dios con un set diverso de creencias, rituales y mandamientos que difieren en gran parte entre si.

Si Dios no es el causante de tanta confusión, todos con la excepción de una de esas representaciones son fabricaciones de la mente humana .

La mayoría de las representaciones de Dios derivan de libros sagrados tales como La Biblia, El Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, La Perla de Gran Precio,  El Coran y libros apócrifos por lo tanto la mayoría de las conclusiones acerca del carácter de Dios están atrapadas dentro de las paginas de libros que consideramos sagrados y antiguos.

En la mayoría de los casos estos libros carecen de evidencia objetiva para determinar que lo que sus paginas tienen son verdades absolutas.

Los cuatro evangelios que relatan la vida de Jesús fueron escritos por autores anónimos años después de trascurridos los hechos, posteriormente se le atribuyeron a personajes tales como Mateo, Marcos, Lucas y Juan por lo que si no sabemos quienes son sus autores, ¿Como podemos saber si la historia que presentan es confiable?

La mayoría de los testimonios de las personas se basan en lo que otras personas han dicho o escrito respecto a Dios y Jesucristo.

La Trinidad: El Saber vs El Creer

Dentro del mormonismo en la mayoría de las instancias utilizamos el verbo saber para declarar una verdad espiritual, sin embargo la primera pregunta trata de determinar por medio de un si o no si la personas tiene fe en Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo.

La fe es el primer principio del evangelio y sin esta es imposible agradar a Dios  o en otras palabras la fe es necesaria para creer en otras verdades espirituales. La fe no es un conocimiento perfecto de las cosas si no mas bien una certeza de lo que se espera.

Las interpretaciones de Dios son muchas, las enseñanzas acerca de su carácter son diversas, la mayoría de las creencias en una trinidad provienen de libros que podrían resultar ser no tan confiables, los que afirman hablar con Dios no revelan con certeza la existencia de un ser supremo, los orígenes del universo y el ser humano tiene explicaciones alternas y la mayoría de los testimonios se basan en cosas que otras personas  escriben o dicen acerca de él.

Por lo que:

  1. ¿ Como podemos tener una convicción en lo que no se ve cuando no lo hemos visto?
  2. ¿Como podemos tener una certeza en lo que se espera cuando una esperanza es solamente una posibilidad?

La verdad es que la respuesta siempre sera la fe:

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que es galardonador de los que le buscan. (Hebreos 11:6)

Ahora podemos entender porque la primer pregunta es tan importante. Todos los pilares que mantienen intacto se pueden desmoronar sin la fe, por lo tanto la fe tiene bien merecido el primer lugar entre todos los principios del evangelio.

Un Dios Enterrado en Libros Viejos

Recientemente tuve la oportunidad de reunirme con algunos hermanos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Como miembro inactivo de la iglesia siempre he tenido claro que mis batallas y guerras no son en contra miembros de la Iglesia y muchos menos en contra de aquellos que deciden sacar algo de tiempo para visitar mi hogar.

Tuvimos una larga conversación pero casi que me atrevo a decir que fue un monólogo debido a la poca capacidad de los hermanos de argumentar mis posiciones o su poco deseo de hacerlo.

Uno de los puntos que tuve la oportunidad de aclarar es como las religiones nacen, crecen y se alimentan de palabras escritas en libros viejos. 

Y cuando me refiero a libros viejos, me refiero a la Biblia que indudablemente es un libro antiguo. 

Lo mismo no puede decirse del Libro de Mormón ya que no hay ninguna evidencia que respalde su antigüedad.

Y lo anterior también aplica para los libros y las historias que contiene la Perla de Gran Precio ya que sus contenidos son prácticamente añadiduras que José smith hizo a la Biblia y una supuesta traducción de papiros antiguos, los cuales en su gran mayoria desaparecieron en un incendio y lo que se logro encontrar no tiene ningún contenido que pudiéramos catalogar como escritos dentro de la rama del cristianismo.

Otro Libro no tan Viejo

Dentro del Mormonismo,  un miembro de la Iglesia podría abogar que la revelaciones también se encuentran en Doctrina y Convenios.

Creo que se le debe dar algo de crédito a José Smith ya que el fue profeta, vidente o revelador suficiente para escribir algunas de sus revelaciones y presentarlas ante los santos como la palabra de Dios.

Después del asesinato de José Smith, los cielos mormones se cerraron y la Iglesia tuvo la capacidad de mantenerse a flote siempre bajo la guía de un Presidente.

Profetas Modernos

Los profetas, videntes y reveladores vivientes dentro del mormonismo no son capaces de aventurarse en la búsqueda de una nueva revelación. 

Es aún más increíble pensar que la comunidad mormona dice tener un testimonio del llamamiento profético de los que dicen llamarse Profetas, Videntes y Reveladores cuando estos solamente repiten lo que ya todos los Mormones deberían saber.

Es interesante encontrarse mormones en una conferencia general tomando notas sobre detalles que ya han sido expuestos en manuales o que posiblemente ya fueron cubiertos por cualquier líder a nivel local.

Los videntes de la Iglesia Mormona no tienen ningún recurso adicional al que tiene un líder local. Lo único que tienen es menos de 1% de la población que afirma que ellos se comunican con Dios pero supongo que cruzan los dedos en oración esperando que la Iglesia sea verdadera.

Si los profetas, videntes y reveladores tuvieran una comunicación con Dios, esperaríamos que estos obtuvieran respuestas a grandes preguntas que carcomen la fe de muchos religiosos dentro y fuera del mormonismo.

Conclusión

No existe revelación moderna, tener un profeta, vidente y revelador que se comporta como un miembro más, no es de ningún beneficio para la comunidad mormona.

Si la revelación fuese real en la Iglesia, habría escrituras escritas para nuestra época y no estaría la gente como adictos repitiendo y leyendo los mismos cuatro libros canónicos cada cuatro años en la espera de encontrar algo novedosa que sacie su sed de Dios.

La religión asesino a Dios y enterró su cuerpo en libros viejos.